Jóvenes cantantes líricos de Costa Rica presenta a Stephanie Toruño Casares

Teatro Nacional Costa Rica
Teatro Nacional Costa Rica 2.4K Views
  • 114
  • 35
  • 36
Download MP4 SD 35.11MB
  • QR code for mobile device to download SD video

Jóvenes Cantantes Líricos de Costa Rica, es una producción del Teatro Nacional, Trece Costa Rica Televisión y la Compañía Lírica Nacional en la cual...
Un saludo cordial a todos ustedes, mi nombre es Stephanie Toruño Casares y me especializo en canto lírico, soy soprano. Bueno, yo nací en San José, y luego he vivido toda mi vida en Heredia, de padres nicoyanos, los dos. Entonces, prácticamente desde muy niña. Pasaba cantando, cada vez que nos íbamos de vacaciones hacia la playa, ¿verdad? Al campo, pasaba cantando bajo los árboles, desde muy pequeña. Luego, ya estando en el colegio, en secundaria, ingrese al coro Heredia canta. Ese coro era dirigido en ese momento por la Mexo Soprano costarricense, Raquel Ramírez Barquero. Y bueno, por ella, ¿verdad? Es que prácticamente tuve muchísima inspiración. Con ese coro viajábamos por todos los rincones de este país, llevándoles mucho arte a las personas, sobre todo viajábamos a zonas rurales, zonas que generalmente muy muy afectadas por inundaciones, ¿verdad? Entonces, le llevamos mucha alegría a esas personas, mucho compartir, los sacábamos a bailar, y fue una experiencia muy bonita porque también conocía en este coro, ¿verdad? Muchísimos músicos como Manuel Matarrita, la misma Soprano, Mercedes Sánchez, que desde pequeñita me vio ahí, muchos artistas, vi pasar por ahí, y también un poco la influencia con este personas que estudiaban danza. Entonces, también, influencia por eso. Con los años ella falleció debido a una leucemia, yo me tuve un pequeño duelo, ¿verdad? Este sí pasó como un par de años en en los que no seguí cantando más. Hasta que se me dio la oportunidad de ingresar a la Universidad Nacional, primeramente, prepararme, ¿verdad? E ingresar a la carrera de educación musical, ya una vez estando ahí, ¿verdad? Que fue un sueño para mí totalmente. Llevé toda mi vida junto con la carrera de educación musical, la llevé en paralelo con este actividad coral, ¿verdad? Entonces, prácticamente, por más de ocho años, estuve en el coro de cámara sura, ahí tuve muchísima experiencia, ya, verdad, este, ya era más académico, viajábamos también, teníamos nuestras giras, grabaciones de discos, muchas experiencias, y aniversarios en este teatro, pasaba prácticamente corriendo de un lado para otro, en los cambios de escena, y todo. Eso fue lo que me fue acercando ya a la especialización del canto lírico. Ya una vez ingresando a la carrera de canto, este ya eso fue de la mano de la Suprano Rodríguez, lo cual estoy muy agradecida, ¿verdad? Por todo lo que me enseñó. Luego ingresé a la fundación de Martínez, ella también tuvo mucha influencia y trabajar también directamente con la doctora María Bonilla Picado, que ella es una gran exponente del teatro costarricense y con ella también recibí varios programas, ¿verdad? Información en en un poquito en artes dramáticas, acercándonos ahí, que es muy importante para nosotros también complemen todo eso en nuestra carrera. Y ya en mi tercer año de carrera debuté como Susana en Lenoxe de Figaro, eso fue este en el dos mil dieciséis, ¿verdad? Un rol que nos marcó muchísimo, tanto a mí como a mis compañeros, porque ya era interpretar un rol principal, y a lo que he escuchado, ¿verdad? Y cuando lo comentaba con Iri de uno de los roles más largos que hay a lo largo de la la historia de la ópera, el rol de Susana, Irider me decía, ¿verdad? Que tiene que ponerle, porque ese rol es larguísimo, y es que yo ya lo había escuchado anteriormente, ¿verdad? Por el famoso dob bezono, ¿verdad? Que el mismo Mozart hace la reincidencia en su misa de coronación, ¿verdad? Entonces, como ya había cantado, misa de coronación de Mozart, ¿verdad? El año es Day. Entonces, ya, la había visto completa, en lo que era, si cuando estudiaba educación musical. Y ya, bueno, con el tiempo ya fue una sorpresa para mí, poder estrenar esa esa misma ópera. Aprendí muchísimo, ¿verdad? Y de ahí ya vinieron bastantes clases maestras, ¿verdad? Aprovechar este también los concursos, el concurso con Cecali, el concurso también San Luis Potosí, esto fue en el dos mil dieciocho. Va la Baby Doug, la balada de Baby Dough, fue compuesta por el compositor estadounidense, Douglas Moore, y esta ópera nos relata muchísima más historia de los Estados Unidos, de lo que podríamos pensar, ya que su libreto se basó en una historia real. Sus tres personajes principales existieron, y esto dio motivo a que el público se identificara mucho con ellos. Estamos hablando a principios de la década de mil novecientos cincuenta y finales de la segunda guerra mundial, esto hizo también que en ese momento, todas las ideas musicales que venían de Europa, se revisaran muy bien en suelo norteamericano, lo que llevó a Douglas More, mantener un estilo muy arraigado a sus raíces, tanto en la música folclor estadounidense como la música indígena. Esta ópera relata la historia de una relación entre Horas Tabler, un nombre de negocios, y Elizabeth Dumac Tour. Ora Saver era un hombre influyente, un hombre de negocios muy influyente en las minas de plata del estado de Colorado. Eso hizo que la economía de este estado se elevara muchísimo y que también él pudiera construir bancos, abrir periódicos, e incluso fundar una casa de ópera que hasta la fecha aún existe. Elizabeth Mac Tour fue mujer de quien él se enamoró, con quien se casó, y a la cual también le heredó todos sus bienes. Willow Son, el área que voy a interpretar bajo el rol de Elizabeth. Ella en esta área rompe la cuarta pared, eso significa que ella aquí, al público, le cuenta todo lo que extraña a su amado, cuánto lo quiere abrazar y conversar con él. En realidad me recuerda un poco lo que estamos viviendo en estos momentos donde cada uno de nosotros anhelamos muchísimo el reencuentro con nuestros familiares y también con nuestros amigos. Mi Hola, no. No. Sí. Forex. Es No, me avergüenza. Es no. No. .\n mi ¡gol! Diez. No. ¡no! Con Raquel este ella se ha acercado muchísimo a la gente. Y tenía un sabor para interpretar música popular, ¿verdad? O sea, desde boleros, tangos, espíritu. Entonces, todo eso ella se lo llevaba la gente, ¿sí? Es eso yo lo aprendí viéndolo muy joven. Prácticamente. O sea, como le decía, viajábamos a zonas, o sea, desde el Pacífico Norte del país hasta toda la zona sur con el Coro Heredia canta. Entonces, sí, era muy maravilloso ver como ella, ¿verdad? Nos decía, vamos muchachos, con todo el sabor, ¿verdad? Siempre hay que animar a todas las personas. Era una maravilla. Cuando ella enfermó de de leucemia, pues, vivimos como esa enfermedad muy de cerca con ella, íbamos a cantarle a los y recuerdo que su familia, la la familia Barquero, hicieron todo lo posible para que ella fuera operada fuera del país y, prácticamente, construyeron muchísimos programas, ¿verdad? Refundaron muchos programas, contra la leucemia, y todo eso yo lo he vivido de cerca. Hasta que el año pasado mi madre enferma de la misma enfermedad. Entonces yo sentí como que todo ese proceso que había pasado con Raquel Ramírez me había preparado para acompañar a mi madre también en ese momento. Entonces, Raquel significa para mí muchísimo, o sea, además de ser un ángel, ella me acercó a a conocer muchísimo qué era lo que el público quería, como la esencia de cada pueblito, el recibir el el aplauso tan cálido de esas zonas rurales. Floresta Duo Amazonas es una obra compuesta para soprano solista, coro masculino, y orquesta, del compositor brasileño, Héctor Vilalobos. Villalobos para esta obra toma muchísimos elementos de las mitologías y leyendas indígenas. Melodía sentimental, es el fragmento más conocido de esta obra, y el cual, nos va a narrar muchísimo la historia sobre una niña pájaro que habita la selva, y tanto los animales como los indígenas la consideran como una diosa por sus poderes sobrenaturales. Noches. No. Hola, que no Pe noches. No. Repente. Mi horas. Sí. Hola, Hola, moco. Gol. Noches. De repente. Pasaba cantando bajo los árboles mi casa, en el baño, en todo lado. Yo no sé, pero honrando mucho a esa niña, yo sentía como muchísimas ganas de mejorar mi técnica, y y tenía ese pensamiento que como a los siete años, de dónde viene, ¿verdad? Este, pero sí, siempre he estado muy inspirada por esa niña, muy inspirada por ella, porque es una niña libre, llena de de amor, ¿verdad? Mi infancia fue muy hermosa, entonces Era un pensamiento, ¿verdad? De de ver el canto como un nivel muy profesional y no tanto como pensar en ser una estrella pop. O aplausos y todas esas cosas sí. Había algo más. Exactamente. Bueno, mucho desde mi experiencia es que sigan sus sueños, por supuesto, en verdad, que tengan muchísimas ganas de aprender, que tengan muchísima paciencia porque sí es posible aprender a cantar lírico. Y ahora con toda la tecnología tenemos muchísimas más herramientas, ¿verdad? Entonces, prácticamente sí se puede aprovechar muchísimo más que antes, ¿no? De poder construir más puentes, ahora están saliendo muchísimas clases, maestras, este alrededor del mundo, donde desde la comodidad de la casa, se pueden aprovechar, ¿verdad? Y que también sí, puedan consumir muchísimo arte, yo sé que esto también depende muchísimo de desde la educación, pero no solamente se queden con el canto, sino que también puedan aprender de la literatura, de la pintura, de la danza, del teatro, porque todo eso nos enriquece muchísimo. Ay. Diez. Hola. Chao. No. Así. Forex. Es así me avergüenza. Es. No. Uh. Gol.

Posted 1 month ago in Performing Arts